Bullying, Ciberbullying y Sexting ¿Cómo actuar ante una situación de acoso?

poltada i6n12124708

CONOCIENDO EL ACOSO ESCOLAR…

Mucho se está hablando del acoso escolar entre iguales o el llamado Bullying, por la enorme repercusión que, sus consecuencias, están teniendo en los últimos tiempos. No quiero decir con esto que este fenómeno no haya  existido nunca, ni mucho menos, pero la realidad es que últimamente nos llegan noticias devastadores de finales no felices, precisamente, que inevitablemente tienden a despertar nuestra conciencia respecto a la responsabilidad que todos podemos tener, en mayor o menor medida, respecto a este tema.

La prevalencia de este fenómeno es bastante significativa. Estamos hablando de que 1 de cada 4  alumnos sufre algún tipo de violencia, ya sea física, psicológica, social o verbal, lo que supone un 24,8% aproximadamente, según reveló un estudio de la Organización Mundial de la Salud respecto a niños y adolescentes de edades comprendidas entre 11 y 18 años.  

Considero de gran interés hablarles, en primera instancia, de las características del Bullying. Para “diagnosticar” que este fenómeno está aconteciendo hay que tener en cuenta la observación de algunos criterios como: Indefensión de la víctima, ausencia de provocación de la misma, desequilibrio entre acosado y acosador, complicidad, pasividad o ignorancia del entorno y persistencia en el tiempo.

Ésta última cobra una gran relevancia en la identificación. En los centros escolares, hay dudas acerca de qué determina o cuál es la diferencia entre un mote o broma, aparentemente inocente, y una situación de acoso escolar. Siempre alego que la línea puede ser extremadamente fina pero que hay que atender y observar a la persistencia en el tiempo del hostigamiento y/o a la cronicidad, sistematicidad y reiteración de la situación.

Otro aspecto que me parece fundamental acercar al lector son las señales de alarma. Existen ciertos indicadores que nos alertan de que algo no va bien en la vida de nuestro hijo/alumno/compañero/amigo y que, inevitablemente, “dan la cara” mediante cambios significativos en la víctima. Dichos cambios se clasifican en físicos/somáticos (sensación de ahogo, presión en el pecho, dolor de estómago, pérdida de peso…), psicológicos (sentimiento de culpabilidad, disminución de la autoestima, alteraciones conductuales caracterizadas por excesiva agresividad, ataques de pánico…), sociales (aislamiento y retraimiento, resistencia a salir de casa…) e incluso se llegan a modificar o perder  hábitos que la persona había adquirido previamente (actividades extraescolares o de ocio, etc).

Algunos especialistas en Pediatría aportan que, tras realizar las pruebas pertinentes para descartar una afectación orgánica y no encontrar nada significativo, hay que indagar en lo emocional ya que el paciente puede estar psicosomatizando, informando mediante sus dolencias “físicas” que necesita ayuda de una forma urgente por la situación vital por la que está pasando en ese momento.

En lo que respecta a los agentes de una situación de acoso, destacar que no se reducen a víctima y a agresor/agresores, sino que el papel de los testigos juega un papel fundamental en este triángulo de actores. Un paciente en consulta hablaba de la importancia de estas personas que, al convertirse en observadores pasivos, refuerzan que los comportamientos violentos no se extingan, ya que tienen la certeza de que nadie les delatará. Se dejan llevar, abogando por la autoprotección frente al grupo de bullies, mientras que se aseguran el “estar a salvo”.

Existe una clasificación concreta sobre los diferentes tipos de testigos que puede existir (Molina, J.A., Vecina. P, 2015):

  • Seguidores del agresor. Implicados de una forma directa en el plan del agresor, además se identifican con los valores y normas del grupo.
  • Reforzadores pasivos. Están presentes cuando se realizan las acciones intimidatorias, pero no participan directamente en ellas. Son conscientes del daño causado a la víctima y suelen reforzar la violencia mediante sonrisas, aplausos o halagos a los agresores.
  • Simplemente miran. No se muestran a favor de la violencia, pero al no hacer nada para evitarla acaban por reforzarla. Tampoco defienden a la víctima, optan por mantenerse al margen y se sienten ajenos al problema.
  • Defensores de la víctima. Tratan de defenderla, ya sea de manera directa, interponiéndose entre ésta y el acosador, o indirecta, informando a un adulto (profesor, padre, policía...).

Ante la magnitud de la problemática, sería conveniente poner en marcha determinadas acciones de prevención en edades más tempranas, focalizándonos en el trabajo transversal de la competencia emocional. Es de vital importancia la intervención en los centros educativos, trabajando en tres pilares básicos: los alumnos, profesorado y familia.

En cualquier caso, seguiremos hablando sobre determinados tipos de acoso y sus formas de abordaje, introduciendo el factor de Nuevas Tecnologías (NNTT) en próximos artículos, de modo que los lectores podáis conocer más profundamente este tema, aprendiendo a identificar señales de alarma que pueden ayudar a que la problemática no se agrave y pueda tener consecuencias irreversibles.

Si estás interesado en conocer más sobre este tipo de situaciones no dejes de leer el libro "Bullying, Ciberbullying y Sexting ¿Cómo actuar ante una situación de acoso?" que podrás encontrarlo en este enlace: http://www.casadellibro.com/ebook-bullying-ciberbullying-y-sexting-ebook/9788436833980/2593441 

 

Delegación Castilla -La Mancha:

Casa de las Asociaciones

C/ Álvarez de Castro s/n - 13610 Campo de Criptana (C.Real)

Si quieres consultar la lista completa de enfermedades raras pulsa aquí

MUCHAS GRACIAS POR TU AYUDA

Delegación Madrid:

Hospital Universitario Clínico San Carlos

Puerta A Despacho nº 8.
Calle Prof. Martín Lagos, S/N - 28040 Madrid, España.

INDEPF: Instituto de investigación y desarrollo social de enfermedades poco frecuentes.

Buscar...

 

Calendario de Eventos

Mayo 2018
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3