El futuro está por escribir- Blog Poco Frecuente

Blog PocoFrecuenteMuchas veces, ante situaciones complicadas que conllevan un futuro incierto, como tener un hijo con una discapacidad, te recomiendan que vivas el momento y no pienses en el futuro, la famosa teoría del “Carpe Diem”, recordándote que cada día tiene su afán y que pensar en el futuro no va a traerte nada bueno.

Al principio de la enfermedad de mi hijo he de reconocer que esta teoría me ayudó: hacía que no le diera muchas vueltas a la cabeza y que me preocupara sólo por el presente. Según iba pasando el tiempo, empecé a enfrentarme conmigo mismo, pues toda mi vida me habían enseñado que había que trabajar pensando en el futuro y no estaba haciéndolo. Digamos que el futuro lo había aparcado en el cajón del olvido.

Tampoco puede decirse que hubiese tomado el papel de cigarra, más bien parecía una hormiga que trabajaba para contener el hormiguero, de manera que ésta no se viniera encima, sin tiempo para poder ir a recoger alimentos para poder pasar el invierno. En realidad era así, no había tiempo para nada, el día a día me desbordaba, la noche me daba miedo y el pensar en el futuro no hacía otra cosa que paralizarme y hacerme más ineficiente.

Con el paso del tiempo empecé a asentarme y entonces conocí a otros padres con problemas similares, pero muchos de ellos tenían una gran ventaja sobre mí, la experiencia. Sus hijos eran mayores y ya habían pasado por mi situación, por lo que podían aconsejarme.

Después de hablar con ellos la conclusión fue devastadora: ¡el futuro es más complicado! Tu hijo crece y con él crecen los problemas. No es igual de “fácil” encontrar un Centro de Día u Ocupacional que un Colegio. Manejarlo de adulto no es igual de “fácil” que de niño, …

Pero lo curioso es que, en general, se les veía mejor que yo, más descansados y relajados. Tenía que saber cómo lo hacían, si se les veía así de bien quería decir que había esperanza.

Tras conversar con ellos la principal conclusión a la que llegué fue la importancia de la anticipación. Todos ellos, después de pasar el choque inicial de la enfermedad de su hijo, habían conseguido estabilizarse y, entonces, empezaron a pensar y preparar el futuro con tiempo, de manera que éste te pille preparado y puedas disfrutar de él.

Es cierto que asusta cuando piensas en el futuro de tu hijo enfermo, no sabes lo que va a ser de él…, pero al final es lo mismo que pasa con todos nosotros, no sabemos si mañana nos atropellará un coche, nos caerá un rayo encima o nos enamoraremos, nos encontraremos a un amigo perdido o te tocará la lotería… Al final el futuro está por escribir tanto para nosotros como para nuestro hijo enfermo, por lo que tenemos que tener preparada la tinta para no quedarnos sin ella.

Si al mirar al futuro de tu hijo ves nubarrones y piedras en el camino, ¿no tendrás que prepararte mejor aún para afrontarlo y no dejarlo todo al destino? Un día de lluvia en mitad de la montaña puede ser horrible si te pilla desprevenido o el mejor día de tu vida si te pilla preparado con la ropa y el calzado adecuado.

Mi consejo es no asustarse ante el futuro, prepararlo y plantarle cara. De esta manera el futuro, ya llueva, truene o salga el sol, será maravilloso con tu hijo a tu lado.

fuente: http://blogs.elpais.com/poco-frecuente/2017/01/el-futuro-está-por-escribir.html 

Delegación Castilla -La Mancha:

Casa de las Asociaciones

C/ Álvarez de Castro s/n - 13610 Campo de Criptana (C.Real)

Si quieres consultar la lista completa de enfermedades raras pulsa aquí

MUCHAS GRACIAS POR TU AYUDA

Delegación Madrid:

Hospital Universitario Clínico San Carlos

Puerta A Despacho nº 8.
Calle Prof. Martín Lagos, S/N - 28040 Madrid, España.

INDEPF: Instituto de investigación y desarrollo social de enfermedades poco frecuentes.

Buscar...

 

Calendario de Eventos

Junio 2018
L M X J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1